<< Lo dulce (y humeante) de la vida | Principal | Infosys abre centro de desarrollo en Monterrey >>

Actualización del servidor (un cuento corto)

Cuando estuve buscando una compañía para hospedar mis sitios, uno de los requerimientos que tenía era el de poder tener el mayor control posible sobre el servidor. Muchas empresas ofrecen hospedajes dedicados (dedicated hosting), pero a un costo muy alto. También hay hospedajes compartidos (shared hosting), pero solo tienes ciertos privilegios y compartes recursos con otros usuarios. Sin embargo, me llamó la atención una tercera opción, compañías que ofrecen Servidores Privados Virtuales (VPS por sus siglas en inglés). La ventaja de estos servidores es que un servidor físico puede ser "particionado" en varios servidores, cada uno de los cuales tiene la apariencia y característica de una máquina dedicada. Es decir, en apariencia tengo mi propio servidor (con acceso al superusuario, al sistema de archivos, etc) pero en realidad es una máquina virtual que comparte recursos con otras máquinas virtuales dentro del mismo servidor físico. Debido a esto, los costos de este tipo de hospedaje son muy similares a los de un hospedaje compartido.

Después de analizar varias compañías que ofrecen hospedaje VPS, opté por contratar el servicio con eapps, porque se me hizo razonable el precio, el soporte y aparte me lo recomendó un amigo. Cuando contraté el servidor (hace ya 2 años), la única opción disponible de Sistema Operativo era Fedora Core, por lo que mi sitio corría bajo este sistema operativo (Fedora es una de las distribuciones de Linux disponibles en el mercado). En aquel entonces no hubo muchos problemas con la configuración, aunque batallé un poco para que quedara como yo quería.

Como se habrán dado cuenta, el blog corre bajo una aplicación que se llama Pebble, y que es una herramienta para generar y administrar blogs que corre en Java, por lo que en el servidor tengo que tener instalado Tomcat (otra de las razones por las que escogí eapps es que ya viene con Tomcat pre-instalado). Pues bien, recientemente el servidor de Tomcat empezó a morirse debido a razones desconocidas. En las últimas semanas el servidor no duraba ni 3 días sin que se cayera. Viendo que tenía una versión relativamente vieja, intenté actualizarla. Pero eapps desde hace varios meses ya no soporta actualizaciones bajo Fedora, ya que todos los nuevos sistemas corren bajo CentOS (otra distribución de Linux). El detalle es que para actualizar el sistema operativo tenía que hacerlo manualmente, ya que no hay un proceso que copie mi configuración de un sistema a otro (por incompatibilidades con las configuraciones, etc), y la verdad no tenía tiempo o simplemente no quería realizar todo el proceso de migración. Pero después de que mi sitio desaparecía cada tercer día, decidí "morder la bala" y realizar la actualización. Debo decir que el proceso fue más sencillo de lo que esperaba. Eapps me generó un nuevo servidor virtual, configure el nuevo Tomcat y copié los archivos del blog de un servidor a otro. Verifiqué que todo funcionara bien, cambié el DNS para que apuntara al nuevo sitio y después de unos días pedí que cancelaran el servidor viejo.

En resumen, mi sitio ya está funcionando bien de nuevo, con las últimas versiones de Tomcat y Java. Además, ahora viene pre-configurado con un monitor que verifica que tomcat esté corriendo, y reinicia el servidor en caso de alguna falla, por lo que los tiempos en que mi sitio no este disponible se reducen de horas (en lo que me daba cuenta) a segundos. Y colorín colorado.
Categories : Tecnología, Web



Agregar un comentario Enviar un TrackBack