<< Baliando por un cielo... despejado | Principal | ¡Salud, Compadre! >>

Yo no me llamo Martha Elena...

Como ya había mencionado hace rato, yo no nací en Monterrey. La semana pasada, me enteré que ya podía tramitar mis actas de nacimiento por Internet a mi ciudad natal, y como las últimas que había tramitado eran del 2001, pues decidí realizar mi trámite.

Al momento de hacer el trámite no tuve ningún problema. Contaba con todos los datos necesarios para que encontraran mi acta en los registros, y el pago lo hice a través de mi banco, por Internet. El único pago que tuve que realizar directamente en un banco fue el de la paquetería para que llegara a mi casa.

El día de ayer me llegó el paquete con las actas, solo que al abrirlo, resultó que mis datos de registro están correctos, pero el acta no es mía. Según el registro civil, yo soy una tal Martha Elena. Hoy en la mañana llamé para preguntar que había pasado, y me dicen que mis datos son correctos, pero que esa es el acta que ellos tienen registrados con esos datos. ¿Y eso a mí en que me beneficia? Estuve 30 minutos (llamada de Larga Distancia por celular, porque en la oficina no podemos marcar), y nadie me supo aclarar porque un registro tan importante como lo es mi acta de nacimiento no está catalogado correctamente en su sistema. Tampoco me pudieron explicar como fue que nadie verificó que los datos que yo di (mi nombre completo) coincidieran con los datos del acta. Para colmo de males, el que me atendió me tachó de mentiroso, porque según él, debió de aparecer una imagen de mi acta a la hora de realizar el trámite, lo cual no sucedió. No solo eso, sino que para “enfatizar” su punto, me dijo que aproximadamente el 10% de las personas dicen que no les salió la imagen. Cuando le expliqué que 10% se me hace un número demasiado alto y que debería de ser un problema en su sistema, me aclaró que su sistema es perfecto, ya que tiene “mas de 2 meses en funcionamiento”.

Total, gasté inútilmente $300 pesos, mas lo que me vaya a salir de la larga distancia, y ahora tengo en mi posición un documento oficial de una persona que no soy yo. Fuera del simple hecho de que su servicio no funciona tan “perfectamente” como ellos creen, considero aun más grave el hecho de que cualquiera podría robar mi identidad, porque nadie se fija a quien le están mandando las actas. Y como es otra ciudad, pues saben que nadie va a ir a quejarse.
Etiquetas : , ,
Categories : General
Technorati Tags : , ,


Re: Yo no me llamo Martha Elena...

Que calamidades de la vida, tomalo por el lado amable, imaginate lo que puedes hacer en un chat ahora que te llamas Martha Elena!! jajaja. Deberias ponerlo en enchilame

Re: Yo no me llamo Martha Elena...

Si es preocupante la poca capacidad que tienen para manejar datos privados. Esto en estados unidos ya estaria causando una revolucion (o muchas quejas pues, porque aquellos son miedosos para una revolucion) . Como te habras dado cuenta no es nada dificil sacar una acta que no es tuya. Y ya con un acta facilmente puedes sacar los demas documentos y convertirte en otra persona... Preocupante, no?

Agregar un comentario Enviar un TrackBack